Embarazo de alto riesgo

Lun 12 de Mar de 2018

En ocasiones el embarazo puede ser de alto riesgo, es decir, que precisa mayor seguimiento que un embarazo normal ya que la probabilidad de tener complicaciones puede ser mayor. Esto no significa que siempre se den estas complicaciones, pero es conveniente un seguimiento más estricto para prevenirlas.

Los siguientes criterios son de alto riesgo de embarazo:

 Antecedentes familiares:

  • Enfermedades hereditarias.

 Enfermedades maternas preexistentes:

  • Talla menor 1,45 cm.
  • IMC mayor de 34 o menor de 19.
  • Malformaciones.
  • Portadora de alteraciones cromosómicas.
  • Enfermedades renales.
  • Enfermedades hepáticas.
  • Conectivopatías como lupus.
  • Enfermedades hematológicas.
  • Exposiciones previas a radioterapia o quimiterapia.
  • Trastornos psiquiátricos.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn).

Antecedentes obstétricos:

  • Abortos de repetición (más de dos).
  • Bajo peso del recién nacido.
  • Macrosomía (cuando el peso al nacer es mayor de 4 kg o mayor del percentil 90).
  • Crecimiento intrauterino retardado.
  • Muerte fetal o neonatal previa.
  • Antecedentes de malformaciones.
  • Cirugía uterina previa salvo cesáreas o legrados.
  • Embarazo ectópico previo.
  • Incompetencia cervical.
  • Malformaciones uterinas.
  • Multiparidad (más de 4 gestaciones previas).

 Complicaciones del embarazo actual:

  • Gestación triple o más.
  • Edad materna menor de 16 años.
  • Edad materna mayor de 39 años.
  • Isoinmunización por factores de Rh (madre Rh negativo y recién nacido Rh positivo).
  • Sangrado vaginal.
  • Presión arterial igual o mayor a 140/90 mmHg al momento del control.

Alteraciones en los resultados de laboratorio

  • Proteínas en orina.
  • Disminución de albúmina en sangre.
  • Elevación de transaminasas, etc.

¿Qué busca?