El colecho. La práctica de dormir los hijos con los padres

Mie 14 de Mar de 2018

En muchas tribus del mundo se ha practicado y se practica el colecho, bien por tradición o bien por necesidad. La cuestión es que actualmente en el mundo desarrollado se está hablando más de lo que es el colecho y de los beneficios o riesgos que supone su práctica.

¿Qué es el colecho?

El colecho es una práctica en la que bebés o niños pequeños duermen con uno o los dos progenitores en la misma cama, camas o cuna contiguas a la cama de los progenitores. También pueden ser en sofás, colchonetas, tatamis, etc.

Se puede realizar colecho de forma:

  • Puntual: si se hace para amamantar al bebé o para consolarle.
  • Durante toda la noche, que es el colecho propiamente dicho.

¿Beneficios del colecho?

Al nacer, el ser humano es muy inmaduro, necesitando ayuda para cubrir determinadas necesidades básicas como la alimentación, control de temperatura corporal, regulación de respiración, etc. Según la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, el colecho satisface estas necesidades, siendo éstos sus beneficios:

  • Favorece la lactancia materna.
  • Estabiliza la temperatura del bebé.
  • Mejora la oxigenación del bebé al acoplarse los ritmos respiratorios.
  • Favorece el sueño de la madre.
  • Mejora la relación con sus progenitores.
  • Más sensación de seguridad del bebé.
  • Produce secreción de la prolactina y oxitocina al estar en continuo contacto con la madre.
    • La oxitocina tiene capacidad relajante, generando una sensación de bienestar.
    • La prolactina aumenta la secreción de leche y facilita el paso a la boca del bebé.

¿Inconvenientes del colecho?

Existen estudios que relacionan el colecho con el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), aunque estos estudios tienen muchas limitaciones, ya que no distingue entre las diferentes formas de colecho y pasan por alto otras situaciones de riesgo. En otros estudios realizados recientemente, la relación con colecho del SMSL desaparece al comparar con otros factores de riesgo (posición boca abajo del bebé al dormir; consumo de alcohol, tabaco u otras drogas por la madre o dormir en superficies blandas).

Hay determinadas circunstancias especiales en las que se recomienda NO practicar el colecho (según el Consenso del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría):

  • Lactantes menores de 3 meses de edad.
  • Progenitores que consuman tabaco, alcohol, drogas o fármacos sedantes.
  • Situaciones de cansancio, especialmente de cansancio extremo, como el postparto inmediato.
  • Colecho sobre superficies blandas, colchones de agua, sofá o sillones.
  • Compartir la cama con otras familias, con otros niños o con múltiples personas.

Recomendaciones para un colecho seguro

Determinados factores durante la práctica del colecho, pueden aumentar el riesgo de muerte súbita del lactante por lo que hay unas recomendaciones que seguir para realizar un colecho seguro, (OMS, UNICEF, AEP) que son:

  • El bebé debe dormir siempre boca arriba.
  • El colchón debe ser plano y firme. No utilizar colchones de agua ni dormir en el sofá.
  • Hay que tener precauciones para que el bebé no pueda llegar a caerse de la cama, o quedar atrapado en algún hueco.
  • Evitar el uso de almohadas, mantas con pelo, acolchados, cojines y/o peluches.
  • No cubrir la cabeza del bebé.
  • Evitar arropar al niño en exceso.
  • No dormir en la misma cama si se es fumador. No fumar en la habitación en ningún momento.
  • No compartir la cama con el bebé si se ha consumido bebidas alcohólicas, drogas, somníferos y/o medicación que altere el nivel de conciencia.
  • No dormir en la misma cama si se padece alguna enfermedad que disminuya el nivel de respuesta, como diabetes, si tiene elevado riesgo de hipoglucemias, o epilepsia mal controlada.
  • No compartir la cama si se está muy cansado o si alguno tiene fiebre.
  • No permitir a las mascotas compartir la cama con el bebé.

Conclusiones

  • El colecho en la maternidad da lugar a un aumento de la frecuencia de las tomas al pecho.
  • El colecho en la maternidad, con cuna tipo sidecar no da lugar a situaciones de riesgo para el bebé.

En resumen, la práctica del colecho con los hijos es una decisión de los progenitores, siempre siguiendo unos cuidados especiales para que sea seguro.

 

 

¿Qué busca?