Sueño

Mie 14 de Mar de 2018

Dormir es una necesidad fisiológica muy importante para nuestra salud. Cuando dormimos descansamos y nuestro cuerpo recupera la energía. Un buen descanso y sueño es fundamental para que los niños estén dispuestos a aprender, disfrutar y desarrollar actividades físicas al día siguiente.

El niño no nace “preparado” para dormir bien todas las noches. Al igual que enseñamos a los hijos otras conductas que les ayudan a conseguir un grado de autonomía progresivo, debemos enseñarles a dormir solos. Dormir bien suele ser el resultado de tener buenos hábitos de sueño y la enseñanza de estos hábitos a los hijos es responsabilidad de sus padres. La obligación como madres/padres no es la de dormir al niño, sino la de facilitarle que sea él quien concilie el sueño y aprenda a dormirse solo.

Información adicional:

Vídeo "Ventana abierta a la familia" Junta de Andalucía

¿Qué busca?