Preguntas frecuentes

  • Hay distintas maneras:

    • Graciosas: “Paso, la última vez acabe agarrado a una farola”.
    • Directas: “No tomo drogas, gracias”.
    • Excusas: “Paso, estoy tomando medicinas”.
    • Espejo: “Ya sé que es muy divertido, pero no”.
    • Intelectuales: “Mi cuerpo ya produce demasiadas endorfinas, no necesito saturarlo”.
    • Educadas: “Gracias por querer que me divierta más, pero estoy bien así”

    Leer más ...

  • El Dr. Fagerström creó un test para conocer la dependencia a la nicotina que se tiene.

    Leer más ...

  • No está contraindicado realizar ejercicio físico durante el embarazo salvo que un especialista le haya recomendado reposo.

    Si antes no se realizaba ejercicio, hay que animarse a empezar a hacer ejercicio ligero 5 días a la semana durante 30 minutos al día, ya que el ejercicio durante la gestación no tiene efectos adversos.

    • Si se tiene alguna duda al respecto, es conveniente consultar con el médico.

    Leer más ...

  • Sí, es recomendable reducir el consumo de cafeína a 50 mg/día (una taza de café puede contener entre 100-150 mg; si es descafeinado, 2-4 mg) ya que consumos muy elevados de cafeína pueden producir también abortos, infertilidad o aumento de malformaciones fetales

    Leer más ...

  • La duración probable de un embarazo es de 40 semanas desde el primer día de la última regla.

    Según esto, y sabiendo que luego el parto se puede adelantar o atrasar, y que no todas las mujeres ovulan a los 14 días de la fecha de la última regla (FUR), se puede calcular la fecha probable del parto (FPP) con lo que se llama Regla de Naegele.    FPP = FUR + 1 año - 3 meses + 7 días

  • Es un documento en el que la mujer embarazada deja constancia por escrito de sus voluntades y expectativas en relación a los aspectos en los que existen alternativas igual de eficaces y seguras en el parto. Con este documento los profesionales deben adaptarse a las necesidades y deseos de la mujer, siempre que el desarrollo del parto se lo permita.

    Leer más ...

    • La rotura espontánea se acompaña de salida de líquido amniótico al exterior a través de la vagina, no es dolorosa ni para ti ni para el bebé.
    • Esto puede pasar en cualquier semana de embarazo, pero lo habitual es que suceda al final de la gestación.
    • La cantidad de líquido es variable de una mujer a otra y puede ir desde gotas que mojan de vez en cuando la braguita hasta una cantidad considerable (1/2 litro) que escurre por las piernas. Una vez que se ha roto suele seguir saliendo líquido de manera intermitente (con tus movimientos o los del bebé).
    • El color normal es claro: transparente o ligeramente blanquecino (como el agua de coco o como si hechas unas gotas de leche en un vaso de agua) y suele tener grumos blancos (como medio grano de arroz) que es grasa (vérmix caseoso) de la piel del bebé que se suelta habitualmente.
    • Tras la rotura el bebé suele tener unos minutos de acomodación por lo que notarás que sus movimientos disminuyen pero NO desaparecen.
    • La rotura de la bolsa no es una emergencia que deba hacerte salir corriendo al Hospital ni tampoco, como sale en las películas, el parto va a ser inmediato. Tienes tiempo para tomar una ducha, relajarte en la cama, esperar a que amanezca, preparar tus cosas para el hospital, o dejar a tus otros hijos con los familiares que habías pensado.
    • Es frecuente que al final del embarazo se produzcan descargas abundantes de flujo vaginal de consistencia líquida o escapes de orina al incorporarnos de la cama o hacer esfuerzos (cargar a otro hijo, toser, levantar bolsas,…). Esto puede confundir, pero serán de color y consistencia diferentes al líquido amniótico.

     

    Leer más ...

  • La analgesia epidural consiste en una técnica invasiva, mediante la cual se van a inyectar anestésicos a través de un catéter que será colocado entre las vértebras de la zona lumbar. Previamente es necesario un estudio de coagulación de la futura mamá, mediante una simple analítica, que se realiza a través de la consulta de anestesia o una vez ingresamos en la unidad de partos.

    Leer más ...

  • Si el golpe ha sido leve, como puede ser en caso de un pequeño tropezón y una caída cuando están empezando a andar se debe hacer lo siguiente:

    • Aplicar frío en la zona del golpe, no directamente para evitar quemaduras por frío.
    • Observar al niño por si aparece algún síntoma de gravedad durante al menos 24 horas.

    Leer más ...

  • Hay que asegurarse que el niño está maduro para conseguirlo. Hay elementos que nos indican que el niño ya está preparado para intentar el control de esfínteres y, por consiguiente, para poder quitarle el pañal:

    • El niño debe saber algunas palabras relacionadas con el uso del váter y debe saber su significado (“pipí”, “caca”).
    • Debe conocer las partes de su cuerpo relacionadas con el “pipi” y la “caca” e identificarlas.
    • Entender órdenes sencillas y que sepa imitar.
    • Que no tenga miedo a sentarse en la taza del váter ni miedo al ruido de la cisterna.
    • Que distinga entre si está seco o mojado.
    • Debe ser capaz de bajarse la ropa y luego subírsela sólo.
    • Le puede ayudar saber ir al cuarto de baño sólo.
    • Se levanta seco/a de la siesta o aguanta 2-3 horas con el pañal seco.

    Leer más ...

  • La fiebre no es una enfermedad, es una respuesta del organismo frente a las infecciones (virus, bacterias...).

    • Se considera fiebre a la temperatura superior a 38 ºC tomada en la axila.
    • Febrícula es desde 37 ºC hasta 38ºC.
    • La temperatura rectal suele estar 0,5ºC por encima de la axilar.

    Leer más ...

  • El colecho es una práctica en la que bebés o niños pequeños duermen con uno o los dos progenitores en la misma cama, camas o cuna contiguas a la cama de los progenitores. También pueden ser en sofás, colchonetas, tatamis, etc.

    Se puede realizar colecho de forma:

    • Puntual: si se hace para amamantar al bebé o para consolarle.
    • Durante toda la noche, que es el colecho propiamente dicho.

    Leer más ...

¿Qué busca?