Consejos pregestacionales para mujeres con VIH

Vie 23 de Mar de 2018

Embarazo y VIH han parecido siempre incompatibles. Sin embargo, sí es posible un embarazo con una infección por VIH. El Ministerio de Sanidad y Consumo editó un libro en 2008 titulado Embarazo e infección VIH donde se explica todo al detalle. En el apartado de Recursos, se puede descargar en pdf.

Si se tiene VIH y se busca embarazo es conveniente:

  • Acudir a la consulta del médico que le realice el seguimiento del VIH para comunicarle los deseos de gestación.
  • Este especialista controlará el tratamiento de la madre durante el embarazo y el tratamiento en el momento del parto.
  • Lo óptimo es que haya una coordinación entre el especialista que sigue a la madre por el VIH y el Ginecólogo que le seguirá el embarazo.

Embarazo en parejas serodiscordantes

En Extremadura se realiza el lavado de semen para la realización de inseminación artificial o fecundación in vitro de forma segura en parejas serodiscordantes (aquellas en la que un miembro de la pareja presenta infección por VIH mientras el otro miembro no).

El VIH no se encuentra en el espermatozoide sino en el plasma seminal y en otras céculas que acompañan a los espermatozoides en el semen. De esa manera, el semen de un hombre portador de la infección se puede "lavar" y así, realizar la técnica de reproducción asistida con el espermatozoide libre de infección.

Galería de imágenes

¿Qué busca?