El sueño en el adolescente

Lun 3 de Jun de 2019

Por regla general, nuestros adolescentes duermen poco y mal. Y sin embargo, el sueño es importante a cualquier edad, ya que tiene diferentes funciones, entre las que destacan:

  • Función restauradora de nuestro cuerpo.
  • Descanso.
  • Secreción de hormonas, como la hormona del crecimiento.
  • Consolidación del aprendizaje.
  • Etc.

Características del sueño durante la adolescencia

En la adolescencia se produce una serie de cambios en las características del sueño. Entre otros:

  • Se retrasa aproximadamente 2 horas el inicio nocturno del sueño nocturno.
  • Se retrasa 2 horas el despertar.
  • Disminuye el sueño REM (profundo) con aumento del no REM.
  • Acortamiento del tiempo de sueño, aumentando los niveles de somnolencia.
  • Suelen tener patrones irregulares del sueño.

No es capricho que los adolescentes trasnochen y les cueste levantarse. Forma parte de la etapa de desarrollo en la que se encuentran, caracterizada por una gran actividad hormonal a la que está sometido también el cerebro.

Consecuencias de la falta de sueño

Los adolescentes necesitan alrededor de 10 horas de sueño, algo que, en el día a día, no se consigue en absoluto. Esta falta de sueño repercute en ellos a través de:

  • Falta de concentración.
  • Somnolencia durante el día.
  • Dolor de cabeza.
  • Fatiga, cansancio.
  • Bajo rendimiento escolar.
  • Irritabilidad, ansiedad y depresión.
  • Problemas de conducta.
  • Aumenta el riesgo de padecer diabetes, ya que se incrementa la resistencia a la insulina.

Medidas para un buen sueño

  • Mantener unas condiciones ambientales de temperatura, ventilación, ruido y luz, en la habitación donde se va a dormir.
  • Acostarse y levantarse aproximadamente a la misma hora todos los días, manteniendo una rutina del sueño.
  • Evitar actividades estresantes antes de acostarse.
  • Evitar el uso de ordenador, móvil, tabletas y televisión justo antes de acostarse y, sobre todo, no tenerlos en la habitación (la cama es para dormir).
  • Realizar ejercicio físico a diario, intentando evitar realizarlo en las 2 horas anteriores a acostarse.
  • Evitar cenas abundantes y no acostarse inmediatamente después de comer.
  • No consumir bebidas con cafeína durante la tarde o la noche.
  • Evitar fumar y beber alcohol en las horas cercanas al inicio del sueño.
  • Enseñar a los adolescentes la importancia del sueño.
  • Es importante también que los padres/madres den ejemplo en cuanto a los hábitos de sueño.

 

 

 

Bibliografía

Martínez Martínez, M., González Martínez, M. Sueño en el adolescente. Adolescere 2014; II (2): 59-66 Disponible en: https://www.adolescenciasema.org/sueno-en-el-adolescente-m-martinez-martinez-m-gonzalez-martinez/

Sueño en los adolescentes. Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre Trastornos del Sueño en la Infancia y Adolescencia en Atención Primaria. 2017. Enfamilia. AEP. Disponible en: https://enfamilia.aeped.es/vida-sana/sueno-en-adolescentes

Talero-Gutiérrez, C., Durán-Torres, F., Pérez-Olmos, I.; Sueño: caracteristicas generales. Patrones fisiológicos y fisiopatológicos en la adolescencia. Rev Cienc Salud 2013; 11(3): 333-348. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4505573.pdf

¿Qué busca?