Percentiles de peso y talla

Mar 13 de Mar de 2018

Los percentiles son las curvas de crecimiento, tanto de talla como de peso, que se usan en pediatría para:

  1. El control y seguimiento del peso y de la talla del niño.
  2. Comprobar que va todo bien en el niño y descartar patologías.

El valor de los percentiles va del 0 al 100.

Ejemplos

Un ejemplo es: un niño tiene un percentil de peso 60, significa que, de 100 niños con la misma edad, 40 estarán por encima de él en peso y 60 estarán por debajo de él en peso.

Otro ejemplo, una niña con percentil de estatura 30, significa que, de 100 niñas con su misma edad, 30 niñas medirán menos que ella y 70 medirán más que ella.

Los percentiles no son una carrera de velocidad. No significa que está mejor el que más percentil tiene, sino el que sigue en el mismo percentil durante todo su desarrollo.

Puede pasar que el niño baje de percentil puntualmente por una mala temporada de cuadros catarrales o gastroenteritis. Una vez pasado el bache, el niño volverá a su percentil.

En otras ocasiones, el descenso de percentiles es continuo, es decir, no sigue en un mismo percentil, sino que baja. Esto no significa que baje de peso o de talla, lo cual sería imposible. Puede ser que suba de peso y de talla, pero no como le correspondería según la edad.

 Causas por la que mi niño no sigue un percentil

Hay muchas razones por las que un niño no incrementa la talla y el peso de forma correcta:

  • Patología digestiva: enfermedades hepáticas, enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad de Crohn, etc.
  • Alergias alimentarias, sobre todo:
    • Alergia a las proteínas de la leche de la vaca.
    • Celiaquía: alergia al gluten.
  • Enfermedades endocrinas: hipotiroidismo, déficit de la hormona del crecimiento, etc.
  • Patología renal: reflujo vesicoureteral, infecciones de orina en el bebé, enfermedad renal crónica.
  • Enfermedades cardíacas: enfermedades cardíacas crónicas, defectos congénitos.
  • Enfermedades pulmonares: asma crónica severa, fibrosis quística.
  • Cromosomopatías: alteraciones en el número de genes o en el orden de éstos dentro de los cromosomas.
  • Origen psicosocial: la falta de afecto y de cariño puede producir retraso del crecimiento.
  • Metabolopatías: errores congénitos del metabolismo.
  • Displasias esqueléticas: son 300 formas clínicas diferentes.

Información adicional:

Tablas cedidas por el Instituto de Investigación sobre Crecimiento y Desarrollo. Fundación Faustino Orbegozo Eizaguirre. Edicción 2011.

Galería de imágenes

¿Qué busca?