Fumadores pasivos

Mar 24 de Mar de 2020

Se considera fumador pasivo a aquel que, a pesar de no fumar, por estar rodeado de personas que fuman, está expuesto a más sustancias tóxicas, que el que inhala el fumador

Entre ellas se encuentra:

  • Nicotina y alquitrán, 3 veces más.
  • Monóxido de carbono, 5 veces más.
  • Cadmio, 6 veces más.
  • Acroleínas, 10 veces más.
  • Amoniaco y mercurio, 100 veces más.


Las niñas y niños son especialmente vulnerables, están en pleno desarrollo y además respiran más rápido, inhalando mayor cantidad de sustancias tóxicas del tabaco.
Aunque los efectos del tabaco en la infancia comienzan desde el embarazo.

Embarazo y tabaquismo
Si es el caso de una mujer embarazada como fumadora pasiva, las complicaciones son dobles:
El daño que le hace a la madre:

  • Sangrado.
  • Aborto espontáneo.
  • Parto prematuro

El peligro para el futuro bebé:

  • Bajo peso del recién nacido.
  • Aumento de la probabilidad de parto prematuro.
  • Aborto espontáneo.
  • Muerte fetal.
  • Perímetro craneal reducido.
  • Alteraciones cardíacas, labio leporino y paladar hendido.
  • Problemas de audición en el recién nacido.
  • Síndrome de muerte súbita del lactante.
  • Un aprendizaje más lento en la escuela.
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad.


Si la mujer embarazada es fumadora activa, las sustancias tóxicas del humo del tabaco llegan a la sangre materna y pasan al feto, aumentando el riesgo de enfermedades en el recién nacido:

  • Mal desarrollo de los pulmones
  • Bajo peso al nacer
  • Muerte súbita del lactante.
  • Síntomas de abstinencia a la nicotina: bebé irritable, nervioso.


Durante la lactancia, la nicotina pasa al bebé a través de la leche materna
Y provoca:

  • Cólicos
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Taquicardia
  • Disminución de producción de leche.


Población infantil y tabaquismo pasivo
Cada vez que un adulto fuma delante de un niño o una niña, es como si ellos tambín fumaran.
Durante la infancia se completa el desarrollo de los pulmones. El humo del tabaco:

  • Empeora los síntomas de alergia
  • Aumenta el riesgo de enfermedades respiratorias como bronquitis, neumonías, asma peor controlado, infecciones del oído, sinusitis, faringitis.
  • Aumenta el riesgo de Meningitis, Cáncer en la infancia
  • Peor salud en general y mayor absentismo escolar.
  • Mayor probabilidad de ser fumadores cuando crezcan.


Hoy en día los lugares de mayor exposición de las niñas y niños al humo del tabaco son el hogar y el vehículo particular.

Si eres fumador pasivo, haz valer tus derechos y pide que nunca fumen en tu presencia o en presencia de tus hijos.

Para mas informacion en el siguiente enlace: Extremadura Salud-Tabaquismo

¿Qué busca?