Fumadores pasivos

Mie 8 de Ene de 2020

Se considera fumador pasivo a todo aquel que, a pesar de no fumar, por estar rodeado de personas que fuman, está expuesto al humo del tabaco y al que expulsa el fumador después de fumar.

Hoy en día se sabe que los fumadores pasivos pueden presentar problemas cardíacos, respiratorios, otorrinolaringológicos e incluso cáncer de pulmón (el riesgo de padecer cáncer de pulmón se incrementa en un 35% en los fumadores pasivos o involuntarios).

Embarazo y tabaquismo pasivo

Si es el caso de una mujer embarazada como fumadora pasiva, las complicaciones son dobles:

  • El daño que le hace a la madre.
  • El peligro para el futuro bebé:
    • Bajo peso del recién nacido.
    • Aumento de la probabilidad de parto prematuro.
    • Aborto espontáneo.
    • Muerte fetal.
    • Perímetro craneal reducido.
    • Alteraciones cardíacas, labio leporino y paladar hendido.
    • Problemas de audición en el recién nacido.
    • Un aprendizaje más lento en la escuela.
    • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

 

El tabaco y los niños

Los niños son los más perjudicados por el humo del tabaco, ya que no pueden evitar, de forma voluntaria, la exposición al mismo. 

Los niños que están expuestos al humo de tabaco tienen:

  • Mayor probabilidad de desarrollar bronquitis, asma, neumonía y otitis.  Los niños asmáticos tienen síntomas más graves y más frecuentes. 

Para que el niño no sea fumador pasivo es aconsejable: 

  • Lo importante , un ambiente libre de humo
  • Si no se puede evitar, no fumar dentro de casa o en el coche ,con amigos o en lugares públicos
  • Si se fuma en un balcón, se debe cerrar completamente la puerta de acceso a la vivienda.

Si eres fumador pasivo, haz valer tus derechos y pide que nunca fumen en tu presencia o en presencia de tus hijos.

¿Qué busca?