Es un episodio en el que el niño deja de respirar de forma brusca, ante episodios de enfado, dolor, frustración, miedo o susto." /> Ventana abierta a la familia - Contenido

Espasmos del sollozo

Mar 20 de Mar de 2018

Es un episodio en el que el niño deja de respirar de forma brusca, ante episodios de enfado, dolor, frustración, miedo o susto.

  • Se observa entre el 5-7% de los lactantes y escolares (normalmente entre los 6 meses y los 5 años de vida).
  • No se sabe por qué ocurren pero son procesos benignos e inocuos para la salud del niño y no tienen ninguna relación con la epilepsia.
  • Habitualmente comienza antes de los 2 años y continúa hasta desaparecer solo sobre los 5 años.
  • Hay dos tipos diferentes:
    • Espasmo del sollozo cianótico: donde el niño, tras el estímulo desencadenante (dolor, enfado, miedo…), llora o intenta llorar y se pone morado y rígido al dejar de respirar. Esto dura pocos segundos y el niño vuelve a respirar de forma normal o rompe a llorar.
    • Espasmo del sollozo pálido: tras dejar de respirar, el niño se queda pálido. Normalmente suele pasar tras un dolor al caerse o un susto repentino. Suelen ser menos frecuentes.

¿Qué hacer ante un episodio de espasmo del sollozo?

  • Lo primero es mantener la calma.
  • Asegurarse que no se hace daño con nada o colocarlo en algún lugar seguro.
  • Observarlo sin hacer nada: ni zarandearlo, moverlo fuerte ni realizarle maniobras de reanimación porque no es preciso. Se recuperará espontáneamente.
  • Pensar que es una rabieta y que forma parte de las reacciones del niño.
  • Es importante no sobreprotegerle, ni darle todos los caprichos por el miedo a que tenga otro episodio. Hay que seguir educándoles a pesar de esto. Continuar enseñándoles los límites y no ceder ante las rabietas, ya que el niño aprenderá de ese comportamiento, provocando episodios cada vez que se le lleve la contraria o se le reprenda.

 

NO OLVIDAR QUE ES UN PROCESO BENIGNO QUE DESAPARECERÁ SOLO

¿Qué busca?