¿Cómo aliviar las molestias durante el embarazo?

Jue 27 de Sep de 2018

Durante el primer trimestre de embarazo, en la mayoría de las mujeres embarazadas, aparecen molestias típicas que, en ocasiones, son difíciles de manejar. A continuación, se explicarán pequeños trucos para intentar mitigarlos.

Astenia o cansancio

Esto se produce por el mayor gasto de energía que hay durante el embarazo, sobre todo en los primeros meses. Es el momento de formación del futuro bebé y de la placenta.

  • Si el cuerpo pide descanso, descansa. Es necesario dormir 8 horas por la noche y realizar una siesta durante el día. Igualmente, cuando te sientas cansada, para y haz reposo hasta que te encuentres mejor.
  • La alimentación debe ser variada, evitando los déficits de nutrientes.

Mastalgia

Es la molestia que se presenta en las mamas debido a su hinchazón por el efecto de las hormonas del embarazo. De esa manera se prepara para la lactancia materna. Otros cambios son:

  • Hiperpigmentación de la areola de ambas mamas.
  • Aumento del tamaño de los pezones.
  • Aumento de las glándulas de Montgomery, bultitos que se encuentran en la areola y segregan sustancias para protegerla.
  • Más visibilidad de las venas de las mamas, ya que aumentan su vascularización.

Algunos consejos son:

  • Usar un buen sujetador sin aros y sin costuras, que no moleste y deje libertad de movimiento, y que recoja bien las mamas.
  • Hidratación de las mamas.

Naúseas y vómitos

Sobre todo, en los primeros meses de embarazo pueden aparecer naúseas e incluso vómitos, producidas por:

  • El aumento de la hormona β-HCG.
  • Aumento del sentido del olfato, que puede hacer que determinados olores nos molesten.
  • La digestión se vuelve más lenta.

Suelen mejorar cuando se comienza el 2º trimestre del embarazo, pero para llevar mejor estas semanas, aquí van los siguientes consejos:

  • Realizar comidas poco abundantes pero frecuentes. Lo correcto es realizar 6 comidas diarias con pequeñas cantidades y nutrientes variados, para no tener deficiencias.
  • Son frecuentes las naúseas mañaneras, por lo que hay que evitar beber líquidos nada más levantarse, teniendo algún alimento seco, como colines o galletas saladas, en la mesilla de noche.
  • Descansar bien para evitar que estos síntomas empeoren.

Tema basado en la página web Maternidad y Más.

¿Qué busca?