Alimentación durante el embarazo

Lun 16 de Abr de 2018

La dieta durante el embarazo debe ser variada y equilibrada, al igual que en el resto de la población. Las necesidades nutricionales no aumentan hasta el 2º trimestre de gestación, por lo que la creencia de que hay que comer por dos es absolutamente falsa.

Alimentación saludable

Siempre es bueno empezar con ello si la alimentación que antes se realizaba no era la correcta. Para ello, es importante seguir las siguientes pautas:

  • Realizar de 4 a 5 comidas al día: desayuno, media mañana, comida, media tarde y cena.
  • Hay que evitar picar entre horas.
  • Beber de 8 a 10 vasos de agua diarios.
  • Es importante aumentar el consumo de frutas, verduras y hortalizas. Durante el embarazo, el cuerpo pide más cantidad de vitaminas y minerales.
  • El pescado azul hay que tomarlo de 3 a 4 veces durante la semana.
  • Reducir el consumo de fritos, azúcares y sal.
  • Si hay problemas de peso es aconsejable que se comience con una dieta saludable para acercarse al peso ideal antes del embarazo, pero siempre bajo la supervisión de un médico.
  • Es recomendable reducir el consumo de cafeína que se encuentra en el café, té, bebidas de cola, bebidas "energéticas", yerba mate,...
  • No tomar bebidas alcohólicas.

Toxoplasmosis

Si no has pasado la toxoplasmosis, hay que tener unos cuidados especiales para no contraerla durante el embarazo, ya que puede ser transmitida al feto y producirle lesiones graves. En cuanto a la alimentación hay que seguir las siguientes recomendaciones:

  • Lavarse las manos con jabón antes y después de manipular carnes crudas, frutas y verdura. Otra opción es usar guantes.
  • Evitar durante la manipulación de la carne cruda el contacto de las manos con la mucosa de la boca o los ojos.
  • Lavar bien frutas, verduras y hortalizas que se vayan a consumir crudas antes de comerlas.
  • No se debe comer nunca la carne cruda o poco cocinada.
  • Las tablas, superficies donde se corte y los utensilios de cocina que se hayan usado para la carne cruda deben estar siempre limpias lavándolas con jabón y agua caliente tras cada uso.

A nivel general hay que:

  • Evitar el contacto con heces de gato (tierras, areneros). Si no es posible, hacerlo con guantes.
  • Utilizar guantes para manipular la tierra si se realizan tareas de jardinería.
  • Lavarse las manos siempre que se tenga contacto con material sucio y tras usar el cuarto de baño.

Listeriosis

La listeriosis es una enfermedad causada por la bacteria Listeria monocytogenes. La infección suele predominar en recién nacidos y mayores de 70 años y en embarazadas.

Las pautas para prevenir su contagio son:

  • Lavar minuciosamente manos, cuchillos y superficies que hayan estado en contacto con productos crudos.
  • Lavar, desinfectar adecuadamente las hortalizas de consumo en crudo o poco cocinado antes del consumo.
  • Evitar comer productos poco hechos de origen animal.
  • Evitar comidas no cocinadas en el momento a no ser que se recalienten adecuadamente.
  • No consumir productos lácteos no pasteurizados al igual que quesos blandos.
  • Almacenar en el frigorífico, de forma separada carne cruda de otros alimentos.
  • Calentar los fiambres o carnes frías y las salchichas hasta que les salga vapor antes de comerlos.
  • Manipular de forma segura los alimentos.
  • No conviene usar estiércol no tratado para fertilizar productos hortenses.

Alimentos que evitar durante el embarazo

  • Carne cruda o poco hecha.
  • Pescado crudo, pescado ahumado refrigerado o marinado para prevenir el anisakis.
  • Almejas, ostras y mejillones crudos. 
  • Frutas y hortalizas crudas que no se hayan pelado o lavado y desinfectado previamente, incluidas las ensaladas embolsadas y las consumidas fuera de casa.
  • Huevos crudos o preparados con huevos crudos como las salsas y mayonesas caseras, mousses, merengues, tiramisú, etc.).
  • Embutidos.
  • Carnes loncheadas envasadas, sólo tras cocinarse, por ejemplo en pizzas, croquetas, etc.
  • Brotes crudos como la soja, alfalfa, etc.
  • Pez espada, atún rojo, lucio, tiburón, es decir, peces grandes.
  • Quesos frescos o blandos, si en la etiqueta no dice que están hechos con leche pasteurizada.
  • Quesos rallados o loncheados industriales.
  • Quitar la corteza a los quesos.
  • Sandwiches envasados y otros alimentos preparados que contengan vegetales, huevos, carne, fiambres, pescado y derivados.
  • Evitar zumos que no sean recién exprimidos o envasados pasteurizados.

En el tema de Ganancia aproximada durante todo el embarazo, se explica el peso que puede llegar a cogerse durante el embarazo.

Vídeo web "Ventana abierta a la familia". Junta de Andalucía

 

Bibliografía

Webs consultadas Mº de Sanidad: http://www.estilosdevidasaludable.msssi.gob.es/http://www.estilosdevidasaludable.msssi.gob.es/alimentacionSaludable/home.htm. http://www.estilosdevidasaludable.msssi.gob.es/consumo/home.htm

Consejos sobre una alimentación segura durante el embarazo: http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/docs/documentos/publicaciones/seguridad_alimentaria/embarazadas.pdf

Recomendaciones de la OMS sobre atención prenatal para una experiencia positiva del embarazo. OMS. Organización Panamericana de la Salud. 2018. ISBN 978-92-75-32033-4. Disponible en: http://www.clap.ops-oms.org/publicaciones/9789275320334esp.pdf (1, 67 Mb)

Presentación Alimentación saludable durante el embarazo, parto y puerperio. VIII Jornadas de salud perinatal 24-25/11/2014. Dirección Xeral para a Innovación e Xestión da Saúde Pública. Xunta de Galicia. Disponible en: https://www.sergas.es/docs/muller/VIIIPerinatal/Documentacion/5_Alimentacion_emb_puer_lm_Ana.pdf

Información adicional:

¿Qué busca?