Salud bucodental

Jue 15 de Mar de 2018

La salud bucodental está relacionada con el buen funcionamiento de la boca, especialmente de los dientes y de las encías. Es una parte importante de nuestra salud ya que nos permite comer, hablar y reír. La capacidad de masticar y tragar la comida es esencial para obtener los nutrientes necesarios que permitan disfrutar de un buen estado de salud.

La salud bucodental en la edad pediátrica tiene unas peculiaridades especiales ya que es el período en el que se produce la dentición tanto temporal (los dientes de leche) como definitiva. Por todo esto hay que cuidar bien para prevenir futuras enfermedades.      

El 60%-90% de los escolares y casi el 100% de los adultos tienen caries dental en todo el mundo según nota informativa de la OMS (Organización Mundial de la Salud).

La Unión de Consumidores de Extremadura (UCEX) advierte que los extremeños gastan más dinero en golosinas que en alimentos como el arroz, las legumbres y la pasta (EFE Jueves, 31 agosto 2017).

Cronología de la dentición

La dentición es la salida y el desarrollo de los dientes. Hay dos tipos de dentición:

  • Dentición provisional o dientes de leche: son los primeros en salir y lo hacen sobre los 6 meses de edad hasta los 18 meses, aunque hay niños que empiezan antes de los 6 meses. Todo esto es variante de la normalidad. Hacia los 3 años de edad ya han hecho aparición 20 en total empezando por los incisivos centrales inferiores.


  • Dentición definitiva o permanente: en total serán 32 dientes. El cambio de dientes de leche a dientes permanentes tiene lugar en dos períodos:
    • 6-8 años de edad
    • 10-12 años, aunque hay una gran variabilidad.
  • También existen los dientes natales y neonatales.
    • Los dientes natales son aquellos que ya están presentes al nacer el niño.
    • Los dientes neonatales son los que aparecen durante los primeros 30 días de vida.

Estos casos son poco comunes. Habitualmente el diente que sale es el incisivo central inferior. No tiene mayor importancia y el tratamiento es:

  • Si se mueve mucho o dificulta la lactancia, se realizará la extracción del diente.
  • Si no se mueve, se pule el diente para no provocar heridas en lengua y se ve la evolución. Normalmente son dientes de leche que se caerán con el tiempo.

El 1º molar permanente aparece sobre los 6 años detrás de las muelas de leche por lo que, al no caer ningún diente en su lugar, pasa muchas veces desapercibido. Es el molar que con más frecuencia sufre caries por lo que hay que tener un cuidado especial.

¿Duelen los dientes al salir?

La dentición es un proceso natural del desarrollo del bebé por lo que, como todo proceso natural, no se debe medicalizar. Aun así, hay niños que están muy molestos por la noche, en estos casos es conveniente:

  • Dar un analgésico como paracetamol o ibuprofeno según la dosis que le corresponda por peso y siempre y cuando no sea alérgico a alguno de los dos.
  • Se le pueden dar mordedores previamente metidos en el frigorífico o hacer lo mismo con el chupete. También le aliviará frotarle la encía con el dedo limpio o con una cucharilla fría. Si damos objetos, que sean seguros, que no se puedan desprender fragmentos que puedan asfixiar al niño.
  • Los tratamientos para aplicar sobre la encía son muy populares, pero recientemente se ha visto que los geles que contienen benzocaína pueden producir una enfermedad de la sangre llamada metahemoglobinemia, que puede ser peligrosa, por lo que no son aconsejables. Otras pomadas contienen cantidades elevadas de azúcar en forma de sacarosa que pueden dañar los dientes, y también alcohol, en forma de etanol, nada recomendable para un bebé.
  • Está totalmente desaconsejado poner pulseras o collares que popularmente se venden para mejorar la dentición y quitar el dolor. Tanto las pulseras como los collares presentan un gran riesgo de asfixia o estrangulamiento (a pesar de que las cuentas estén anudadas individualmente). Además, no tiene ninguna base científica.

Creencias falsas sobre dentición

Hay varias creencias falsas alrededor de la dentición.

  • La dentición duele. No, la dentición molesta pero no duele. Aunque puede provocar:
      • Despertares nocturnos.
      • Irritabilidad e inquietud.
      • Rechazo al alimento.
      • Aumento del babeo con irritación de la piel de alrededor de la boca.
      • Inflamación de las encías con necesidad de morder todo lo que alcanzan.
      • En ocasiones, puede aparecer un pequeño hematoma en la encía antes de salir el diente. Es muy habitual, sobre todo con las muelas, y es totalmente benigno.
  • La dentición provoca fiebre. Todavía no se ha demostrado que la erupción de los dientes sea la causa directa. Si un bebé tiene fiebre no hay que atribuirlo a la dentición y consultar con el pediatra.
  • Con 2-3 meses mi hijo le están cuajando los dientes. Es muy frecuente que con esta edad comience el niño a meterse todo en la boca y lo que tiene más cerca son sus manitas. En esta fase, él se relaciona con el entorno a través de su boca. Por todo esto también babeará más. Los dientes ya están formados dentro de la encía pero no saldrán, probablemente, hasta 3-4 meses más tarde.

¿Qué busca?