Caries en la infancia

Mie 8 de Ene de 2020

La caries es un proceso infeccioso transmisible que se caracteriza por la destrucción de los tejidos duros del diente.

Los gérmenes de la boca forman la placa bacteriana convirtiendo el azúcar de las comidas en ácido láctico y con el tiempo, el ácido puede formar cavidades en los dientes llegando a destruirlos. La placa bacteriana es un depósito de color blanco amarillento que se adhiere a la superficie de los dientes, desapareciendo si se realiza una buena higiene oral.

Los dientes de leche también pueden tener caries igual que los del adulto. La caries en los dientes de leche deben tratarse al igual que en los dientes permanentes porque:

  • La caries es un proceso infeccioso y puede afectar a la formación del diente permanente.
  • Al ser un proceso infeccioso también puede suponer un riesgo para la salud del niño.
  • Debido a las características de los dientes de leches, la caries progresa con más rapidez llegando rápidamente al tejido nervioso.
  • Los dientes son necesarios para masticar y alimentarnos.
  • Son necesarios para mantener el espacio para los dientes permanentes.
  • Y, sobre todo, porque produce dolor.

Factores de riesgo relacionados con la nutrición

  • Nutrición prenatal:
    • Infecciones graves o déficit nutricional importante en el 3º trimestre de gestación.
    • Toma de tetraciclinas (grupo antibiótico) por la madre.
    • Prematuridad.
  • Nutrición después del nacimiento:
    • Dieta poco saludable, alta en azúcares (golosinas, zumos azucarados, miel, refrescos). Empeora el riesgo si:
      • Se toman a diario. La frecuencia de la ingesta de azúcar es peor que la cantidad.
      • Se toman por la noche ya que es cuando menos saliva se segrega.
    • Insuficiente ingesta de calcio, fosfatos y flúor.
    • Chupetes o tetinas endulzados con azúcar, miel o jarabes.
    • Consumo de bebidas con azúcar (zumos en tetrabrik, refrescos).
    • Consumo de jarabes endulzados.

Factores relacionados con la higiene dental

  • Alteraciones de la cavidad oral:
    • Malformaciones de la cavidad oral o de la cabeza.
    • Uso de ortodoncias.
    • Fisuras en la superficie de los dientes.
    • Falta de higiene oral:
      • Mala técnica a la hora del cepillado. Mejor que los padres supervisen el cepillado.
      • No lavarse los dientes las veces suficientes.
  • Factores individuales: susceptibilidad del niño, que está relacionada con:
    • La composición del esmalte dental.
    • El grado de salivación.
    • La forma del diente.

Información adicional:

Galería de imágenes

¿Qué busca?