Fases del parto

Vie 25 de May de 2018

Hay tantos partos como mujeres embarazadas y embarazos.

El parto suele producirse alrededor de las cuarenta semanas después de la última menstruación, aunque se considera normal el parto desde las 37 semanas de gestación hasta las 42.

Cada parto es diferente en cada mujer, pero desde el punto de vista médico, se suele dividir en:

Primera fase del parto. Dilatación

Esta es la fase más larga de todo el parto, pudiendo durar desde 4 hasta 12 horas en algunas mujeres.

Durante esta fase aparecen las contracciones del parto, necesarias para la dilatación progresiva del cuello del útero que debe alcanzar los 10 cm., lo que permite el paso del bebé. Con cada contracción, el cuello del útero se va ensanchando poco a poco hasta alcanzar una abertura que permita el paso del bebé. El ginecólogo es el que mide los centímetros mediante exploraciones vaginales.

Las contracciones en esta fase del parto tienen las siguientes características que las van a diferenciar de las contracciones de Braxton-Hicks que ocurren durante el último trimestre del embarazo:

  • Son regulares.
  • Son muy intensas.
  • Son dolorosas.

Las contracciones cada vez serán más intensas, de mayor duración y más frecuentes.

Durante esta fase se producirá la rotura de membranas o, lo que es lo mismo, la rotura de aguas, que no es tan aparatoso como se nos muestra en las películas, ni tampoco supone que vayas a dar a luz rápidamente. Otras veces, no se rompe hasta el mismo momento del parto.

Vídeo web "Ventana abierta a la familia". Junta de Andalucía

Segunda fase del parto. Expulsivo

Esta fase comienza con la dilatación completa y termina con la salida del bebé. Suele durar entre 30 y 60 minutos.

Las contracciones ahora son más intensas y con deseos de empujar (los pujos). Esto va a hacer que el bebé vaya descendiendo poco a poco hasta asomar la cabeza y rápidamente, el resto del cuerpo. Después pinzarán y cortarán el cordón umbilical.

Vídeo web "Ventana abierta a la familia". Junta de Andalucía. AVISO. En este vídeo se ven imágenes reales de parto.

Tercera fase del parto. Alumbramiento

Esta fase consiste, fundamentalmente, en la expulsión de la placenta. Tras una pausa que suele ser breve, reaparecen de nuevo las contracciones, pero más suaves y prácticamente no dolorosas. Esto va a hacer que se expulse la placenta. Y aquí ya se termina el parto.

¿Qué busca?