Método canguro

Mar 24 de Abr de 2018

Durante la vida intrauterina, los bebés obtienen de sus mamás seguridad, protección, alimento y un medio calentito donde pueden moverse y continuar su desarrollo hasta el nacimiento. Se sienten protegidos de la luz, los ruidos y el ambiente exterior. Huelen y sienten constantemente a sus madres, pues son lo único que han conocido hasta el momento de nacer.

Tras el parto, el entorno en el que han vivido los bebés cambia drásticamente y precisan de un nuevo momento de adaptación. El contacto piel con piel tras el parto, ayuda a la madre y al bebe a relajarse, conocerse, y empezar a amarse progresivamente mientras ambos se adaptan.

Se ha demostrado que el contacto piel con piel proporciona los siguientes beneficios:

  • Calma y relaja tanto a la madre como al bebé.
  • Regula la frecuencia cardíaca y la respiración del bebé.
  • Estimula la digestión del bebé.
  • Regula la temperatura del bebé.
  • Permite la colonización de la piel del bebé con las bacterias beneficiosas de la madre, lo que proporciona protección contra infecciones.
  • Estimula una alimentación temprana.
  • Estimula la liberación de hormonas que ayudan la lactancia materna y la maternidad

Definición del Método Canguro

El Método Canguro y el contacto piel con piel son la misma cosa aplicada a bebés con necesidades distintas. Un bebé sano y uno enfermo necesitan estar junto a la piel de su madre y alimentarse de ella. El bebé prematuro precisa además cuidados médicos.

Es por eso, que las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales pretenden ayudar y mantener a los bebés para asegurarles un crecimiento y desarrollo adecuado.

Además de los cuidados médicos que requieren estos niños es de gran importancia el papel que desempeñan los papás en el cuidado y recuperación de sus hijos.

La ciencia ha evidenciado que cuando los bebés prematuros o con bajo peso están estables, deben ser puestos en contacto con sus papás, pues este contacto beneficia en su recuperación física, cognitiva y emocional. Se ha demostrado que las caricias y las palabras de las madres permiten dicha recuperación, puesto que los bebés, aunque estén en una incubadora o en una cuna, reconocen a su madre, este reconocimiento les permite sentirse seguros, lo que acelera su recuperación por mantener estable su organismo.

Se llama método canguro a la práctica de sostener al bebé en pañales sobre el pecho desnudo del padre o entre los pechos de la madre, ayudándonos con una mantita o pareo para cubrirlo. Este contacto “piel a piel” beneficiará a ambos.

Beneficios para el bebé

Es posible que te sientas algo nerviosa cuando intentes sostener a tu bebé con el método canguro, especialmente si tu bebé es muy pequeño o está enfermo, ya que puedes tener miedo de lastimarlo. Pero no temas, tu bebé conoce tu olor, tu tacto y el ritmo de tus palabras y tu respiración y disfrutará al sentir esa cercanía contigo. El método canguro, igual que el de piel con piel, ayudará a tu bebé a:

  • Mantener el cuerpo caliente.
  • Regular su ritmo cardiaco y respiratorio.
  • Aumentar de peso.
  • Dormir profundamente durante más tiempo.
  • Estar más tiempo tranquilo y alerta y menos tiempo llorando.
  • Tener más probabilidades de amamantarse con éxito (el método canguro puede mejorar la producción de leche materna).

Beneficios para la madre o el padre

El método canguro tiene beneficios emocionales para la madre y el padre también. Ayuda a aumentar la seguridad al brindarle al bebé una intimidad que puede mejorar su salud y su bienestar.

Pregunta al personal de la UCIN cuál es su política en relación con el Método Canguro. En algunas ocasiones, por falta de infraestructura o personal, sólo es posible realizar este contacto en determinados horarios.

El método canguro es seguro y beneficioso, incluso si bebé está conectado a una máquina. Sea cual fuere su situación, es una excelente manera de estar cerca de él. Y os ayudará a afrontar la situación participando en sus cuidados.

Información adicional:

Galería de imágenes

¿Qué busca?