Higiene bucal. Cepillado y dentífrico

Mie 27 de May de 2020

Es el factor más importante para evitar la caries y las enfermedades de las encías.

Como es difícil evitar completamente el consumo de dulces y golosinas, lo importante es:

  • Los coman todos juntos, de una vez, en un momento concreto, no de forma continua a lo largo de todo del día.
  • Inculcarles el hábito de cepillarse los dientes después de comerlos.

¿A partir de qué edad hay que cepillarse los dientes?

Debería empezar desde el primer día de vida y ser realizado por los padres o bajo su supervisión hasta que el niño sea autónomo (8-10 años):

  • Recién nacido hasta antes de la salida de los primeros dientes: una vez al día realizar la limpieza de las encías con una gasa húmeda o un dedal de silicona.
  • Después de la erupción de los primeros dientes: realizar la limpieza bucodental del bebé 2 veces al día con un dedal o un cepillo dental infantil.
  • Después de la erupción de los primeros molares: utilizar un cepillo de dientes infantil. El cepillado debe realizarse después de las comidas, 3 veces al día, ya que los microbios de la boca se alimentan de los restos de comida que quedan alojados entre los dientes. El cepillado más importante es el de por la noche, después de la cena.
  • El hilo dental se debe usar cuando ya exista contacto entre los dientes.

¿Qué cepillo de dientes es el ideal?

  • El cepillo ideal es de fibras de nailon o sintéticas, con extremos redondeados, dureza media o blanda, cabezal pequeño y 2 ó 3 filas de cerdas.
  • Los mayores de 10 años ya pueden usar un cepillo de adultos.
  • Lo correcto es cambiarlo cada 3-4 meses o antes si está deteriorado.

¿Qué pasta de dientes usar?

Vale cualquier pasta que tenga 1000ppm-1100 ppm (partes por millon) de ión flúor

  • Niños entre 0 y 3 años:  : limpieza con pasta detal de 1000ppm (partes por millón) de ion fluen cantdiad equivalente a grano de arroz o pequeña mancha, utilizándo una gasa, un dedal de silicona o un cepillo dental para lactantes
  • Niños de 3 años en adelante: limpieza con pasta del tamaño de un guisante.

El tiempo de cepillado debe ser al menos de 2 minutos.

El envase de pasta dentífrica debe estar fuera del alcance de los niños pequeños. El sabor de la pasta debe ser agradable pero no debe confundirse con una golosina.

¿Cómo se cepillan los dientes?

Dividir imaginariamente la boca en cuatro cuadrantes y seguir siempre el mismo orden
Poner el dentífrico sobre el cepillo.: En los más pequeños (hasta los 3 años) la cantidad aconsejada será tamaño un grano de arroz y a partir de esa edad tamaño de un guisante.

  1. Cepilla las superficies masticatorias con movimientos de delante hacia atrás
  2. Cepilla la cara externa de los dientes, comenzando por la zona más próxima a la encía
  3. De arriba a abajo cuando limpiemos la arcada superior.
  4. De abajo a arriba cuando limpiemos la arcada inferior.
  5. Cepilla las superficies internas de los dientes, que es donde más se acumula la placa
  6. Por último, hay que cepillar la lengua, el paladar y la superficie interna de las mejillas.
  7. Los odontólogos recomiendan no enjuagarse excesivamente la boca con agua tras el cepillado para aprovechar el efecto del flúor que lleva la pasta sobre el diente.

¿Cómo puedo enseñarle?

  • Límpiate los dientes con él. Eres su mejor ejemplo.
  • A los niños les encanta jugar. Para despertar su interés, busca la forma de que se lo tomen como un juego.
  • Enséñale a hacerlo bien: Dedicándole el tiempo necesario y siguiendo el mismo orden.
  • Hasta que el niño tenga unos 6 años la limpieza la deben de realizar los adultos, y después de esta edad no está de más supervisarla.
  • Hasta los 8 años el niño no tiene la habilidad motora suficiente para hacer un cepillado efectivo. Hay que dejar que intenten hacerlo ellos:  Mientras sean pequeños hasta los 8 años no tendrá la habilidad para hacerlo por si sólo, pero poco a poco irán adquiriendo su independencia. Para limpiar los dientes a un niño en edad escolar lo más práctico puede ser ponerse detrás del niño con su cabeza apoyada en el cuerpo del adulto. Si es un niño pequeño puede ser más fácil hacerlo con el niño tumbado y el mayor por detrás.
  • En los niños mayores y hasta la adolescencia, no debemos dejar de seguir supervisando el cepillado, sobre todo el nocturno y asegurarnos que lo han hecho bien.
    Recuerda, el cepillado dental en los niños pequeños lo realizamos para proteger sus dientes de leche, pero también para crear unos buenos hábitos que mantenga el resto de su vida.

Información adicional:

Vídeo de "Portal de Salud Castilla y León" Junta de Castilla y León

¿Qué busca?