Factores de los que depende la talla final de mi hijo

Mar 13 de Mar de 2018

La talla final va a depender de varios factores:

  • Factores genéticos:
    • Sexo.
    • Raza.
    • Talla de los padres:
      • talla baja familiar
      • talla baja genética
  •  Longitud al nacimiento: la talla al nacer influye en la talla final. Los CIR (niños recién nacidos con crecimiento intrauterino retardado) nacen con menos talla de la que le corresponde a su edad gestacional por diferentes causas, y hay que tener con ellos un control más estricto para ver que, poco a poco, entran en los percentiles medios de talla.
  • Estilos de vida:
    • Malnutrición: una alimentación poco saludable o deficitaria va a desarrollar una talla baja.
    • Falta de ejercicio físico.
  •  Entorno social: la falta de afecto y de atención por parte de los progenitores producirá un retraso en el crecimiento del niño. Incluso en la etapa prenatal se ha comprobado que, la falta de afecto a la madre durante el embarazo, aumenta el riesgo de bajo peso al nacer y prematuridad.
  • Ritmo de maduración del niño: está relacionado con el desarrollo puberal. Los niños en los que el desarrollo puberal es precoz, crecerán antes que los que tienen una pubertad más tardía. En este tema es importante el diagnóstico de pubertad precoz y de pubertad adelantada.
  • Patologías que presenta: hay enfermedades que pueden producir reducir la velocidad de crecimiento de nuestro hijo.
    • Patologías renales, como  insuficiencia renal crónica, reflujo vesicoureteral, glomerulonefritis.
    • Patologías cardíacas, como comunicación interventricular, coartación de aorta, insuficiencias cardíacas crónicas.
    • Respiratorias: asma severa, fibrosis quística, neumonías de repetición.
    • Neurológicas: retraso mental, parálisis cerebral.
    • Raquitismo.
    • Displasias esqueléticas.
    • Síndromes cromosómicos y genéticas:
      • Síndrome de Tunner.
      • Síndrome de Prader-Willi.
    • Enfermedades endocrinas: hipotiroidismo, déficit de hormona de crecimiento.
    • Enfermedades digestivas: celiaquía, enfermedad inflamatoria intestinal.
    • Infecciones de repetición.
    • Metabolopatías.

¿Qué busca?