Evolución clínica del embarazo gemelar

Lun 9 de Jul de 2018

En los primeros meses, la única diferencia que se puede observar con respecto al embarazo único es el inicio más precoz y con mayor intensidad de los síntomas típicos del inicio de embarazo, como pueden ser las náuseas y los vómitos, relacionado con una mayor secreción de la hormona β-HCG en los embarazos gemelares.

  • Al progresar el embarazo, el volumen del útero y la distensión abdominal es mayor, lo que aumenta la dificultad de movimientos y las lumbalgias. Pueden aparecer hemorroides, estreñimiento, edemas de pies y vulva, varices, micción frecuente... (por la presión de la vejiga).
  • Puede haber dificultad respiratoria (por el aumento del abdomen).
  • Anemia por una mayor demanda de hierro.
  • Son más frecuentes los abortos, los partos prematuros, la rotura prematura de membranas y los problemas en la placenta.
  • Una situación especial es cuando existe una diferencia notable de tamaño entre ambos bebés. Puede deberse a una insuficiencia placentaria (la placenta no funciona correctamente), malformaciones o el denominado Síndrome de transfusión feto-fetal. Este síndrome suele asociarse a los gemelos monocigóticos y consiste en el paso de sangre de un hermano a otro. El dador es el bebé de menor peso y el receptor es el de mayor peso. Requiere control estricto y, si evoluciona desfavorablemente, es imprescindible el tratamiento para evitar la muerte de ambos hermanos.

¿Qué busca?