Autoestima en el adolescente

Lun 28 de May de 2018

Se define la autoestima como el aprecio o consideración que uno tiene de sí mismo. Sus bases son el autoconcepto de uno mismo y la autoaceptación. Es algo que nos diferencia de los animales. La forma que tenemos de vernos va a depender de:

  • El medio que nos rodea o factores sociales.
  • Cómo nos ven otras personas que son importantes para nosotros.
  • Y cómo creemos que nos ven.

¿Por qué es importante la autoestima en la adolescencia?

La autoestima se va desarrollando a lo largo de toda nuestra vida a través de las experiencias y sentimientos que vivimos. En el caso de la autoestima durante la adolescencia, va a pasar por una fase muy crítica y se da con más frecuencia los siguientes pensamientos:

  • Sobregeneralización: “todo me sale mal”, “nadie me acepta”.
  • Valoración global: “soy muy torpe”, “todo me sale mal”.
  • Filtrado negativo: sólo se fijan en lo negativo.
  • Autoacusación.
  • Proyección: creer que los demás piensan y ven lo que uno mismo.

Esto hace que sea muy importante en esta época el apoyo a nuestros hijos, ya que de ahí va a salir su futura autoestima. Si termina con una autoestima fuerte, podrá llegar a la vida adulta con una buena base.

Consecuencias de una buena autoestima

Una buena autoestima va a influir en:

  • El aprendizaje ya que aumenta la motivación e interés por aprender.
  • Ayuda en la superación de dificultades con más ánimo.
  • Favorece la creatividad.
  • Favorece la autonomía e independencia.
  • Favorece las relaciones sociales.
  • Forma la base para ser capaz de desarrollar su responsabilidad.
  • Posibilita las relaciones sociales.
  • Afianza la personalidad.
  • Es más tolerante frente a la frustración.

Síntomas de baja autoestima

Existen unas conductas en el adolescente que nos pueden indicar baja autoestima y, por consiguiente, posibles problemas con nuestro hijo o hija adolescente.

  • Pesimismo, tendencia a verlo todo “negro”.
  • Culpabilización.
  • Falta de compromiso.
  • Engañar, mentir, echar la culpa a otro.
  • Autocrítica excesiva. Actitud insegura.
  • Hipersensibilidad a las críticas. Siente miedo a las relaciones sociales por miedo a las críticas.
  • Falta de confianza.
  • Falta de respeto y de valoración de los demás.
  • Excesiva timidez.
  • Actitud agresiva.
  • Necesidad continua de llamar la atención.
  • Perfeccionismo.
  • Sentimientos de envidia hacia los demás.
  • Exceso deseo de complacer.

¿Qué pueden hacer los padres para mejorar la autoestima de sus hijos?

Los padres son la parte más importante en el desarrollo de los niños y adolescentes, tanto física como mental, por lo que van a ser un pilar fundamental para la creación de una fuerte autoestima.

  • Evitar las comparaciones.
  • No menospreciarles nunca. No insultarles.
  • Elogiar sus logros y bien hacer.
  • Agradecerles su esfuerzo y ayuda.
  • Apoyarles en los momentos difíciles para ellos.
  • Hacerles sentir útiles.
  • Favorecerles los pensamientos positivos.
  • Ayudarles a que acepten su imagen corporal.
  • No sobreproteger ni descuidarles.
  • Evitar criticarle, sobre todo delante de otros.
  • Si comete algún error, apoyarle y ayudarle.

¿Qué busca?