Acompañamiento durante el parto

Lun 16 de Abr de 2018

El nacimiento de un hijo es uno de las situaciones vitales más importantes que una persona va a experimentar, marcando su existencia como casi ninguna otra cosa puede hacer en todo el ciclo de la vida. Constituye una variación de las prioridades que marcan el comportamiento del día a día y supone una variación en las actividades cotidianas, teniendo un eje fundamental que no es otro que tu bebé.

Es por esa importancia, como hito trascendental, que el parto es un proceso que merece la pena ser vivido de la manera más confortable posible, teniendo un papel fundamental el hecho de que puedas estar junto a la persona que tu desees, normalmente tu pareja, quien ha de servirte de apoyo en tan importante acontecimiento. El estar acompañada durante el parto es algo que la mayoría de mujeres consideran muy importante, aun cuando el papel del acompañante pueda parecer muy limitado en cuanto a las posibilidades de actuación y siempre tengan un papel secundario.

Está demostrado que cuando se está acompañada hay menor probabilidad de:

  • Recibir analgesia o anestesia epidural.
  • Que el parto necesite instrumentación o cesárea.
  • Insatisfacción una vez nacida la criatura.

Por todo ello, se concluye que hay muchos beneficios cuando se permite que la gestante tenga a su lado a alguien de su confianza y no existen contraindicaciones o efectos adversos.

¿Podré estar acompañada en la maternidad a la que acuda?

En los paritorios de Extremadura y según la Estrategia de Atención al Parto Normal en el Servicio Extremeño de Salud, se permite que puedas elegir libremente quien te acompaña en tu parto, durante todo el proceso.

También en el Plan de Parto podrás hacer constar quién quieres que entre contigo en el paritorio. De forma ideal, debería permitirse que tu acompañante pueda estar contigo en todo momento, desde que se te hace la primera entrevista para el ingreso hasta en la primera exploración para ver en qué situación se sitúa la dilatación del cuello del útero. Esto en ocasiones no es posible por múltiples causas, pero lo conveniente es preguntar en la maternidad donde vayas a acudir si te pueden acompañar de forma continua.

¿Y si mi parto necesita de ventosa, fórceps o termina en cesárea?

Es posible que si para que nazca tu bebé el ginecólogo tiene que ayudarte mediante una ventosa o fórceps, a tu acompañante se le pida que salga fuera de la sala de partos hasta que la criatura haya nacido. Si fuera así, inmediatamente tras el nacimiento, se llamará a tu acompañante para que entre y ya pueda ver al bebé y volver a estar a tu lado.

Sobre este tema también puede variar lo que se haga de unos paritorios a otros.

En el caso de las cesáreas, no entra ningún familiar en quirófano, pero la matrona normalmente va a estar ahí dándote compañía en esos momentos que siempre generan nerviosismo y dudas. Una vez que tu bebé esté fuera, y tras ser visto por el pediatra, la misma matrona te lo enseñará para que al menos puedas verle un momento y mostrarle todo el cariño.

Además, si te pones la analgesia epidural, puede que tengas que ir a otra sala distinta a la de dilatación, en la que quien te acompaña tampoco podrá ir. Y de igual modo, si te la ponen en la misma habitación del paritorio, mientras el anestesista está trabajando, probablemente te quedarás con el personal sanitario que te atiende mientras durante el proceso de colocación de la epidural, no estando presente tu familiar.

¿Cómo es el acompañamiento durante el parto?

Durante todo el proceso de dilatación y expulsivo, quien esté a tu lado permanecerá dándote tu apoyo. Más que las acciones que pueda llevar a cabo en esos momentos, lo que va a hacer es transmitirte cercanía y apoyo emocional para que tu experiencia sea más llevadera y, en todo caso, más satisfactoria. Así que es muy importante que tu pareja pueda ir contigo a las clases de preparación al parto para que, de esta forma, también sepa que es lo que en cada momento va sucediendo y pueda llegar a ser esa persona que te transmita tranquilidad y sosiego y comprenda, en alguna medida, qué es lo que estás sintiendo y qué puedes requerir.

¿Puede estar conmigo algún otro profesional de mi confianza?

Además de esa persona que estará contigo, el documento de la Estrategia de Atención al Parto Normal en Extremadura, contempla la posibilidad que otro tipo de profesionales en los que tú puedes confiar, puedan estar presentes; pero siempre supeditados a las directrices y criterios tanto de la matrona como del ginecólogo. Aun así, según las circunstancias que se valoren por parte de los sanitarios responsables, puede decidirse que estos otros profesionales se queden al margen, explicándote la situación convenientemente si fuera el caso.

Tema desarrollado por Maternidad y Más.

¿Qué busca?