EDUCACIÓN AFECTIVO SEXUAL

La sexualidad es el modo de vivirnos, vernos y sentirnos como persona sexuada, por tanto, cada persona vivirá su sexualidad de forma distinta. Abarca el sexo, las identidades y los roles de género, la reproducción y la orientación sexual.

La sexualidad está en continua evolución y puede verse influida por factores biológicos, sociales, éticos, culturales, religiosos, entre otros, y se expresa a través de actitudes, valores, deseos, fantasías, igualdad, respeto...

El conocimiento de nuestro cuerpo, de sus posibilidades, limitaciones y funciones, constituye una base indispensable para poder vivir nuestra sexualidad sin miedos, sin angustias y con responsabilidad.

Pero la sexualidad también tiene diversas finalidades, por ejemplo, obtener placer, transmitir ternura, comunicarse, conocerse y conocer a la otra persona, la reproducción... Así, si decides tener relaciones coitales y no deseas tener hijos, es imprescindible utilizar algún método anticonceptivo.

Además, para evitar el riesgo de contraer alguna infección de transmisión sexual (en auge los últimos años) a la hora de mantener relaciones coitales, lo conveniente es utilizar métodos barrera como el preservativo masculino o femenino.

Cualquier infección de transmisión sexual, si no es detectada y tratada a tiempo, puede comprometer de manera seria tu salud. Protégete, y acude a los profesionales sanitarios ante cualquier signo y/o síntoma.

Recuerda que el método más eficaz para evitar embarazos no deseados y protegerte frente a las infecciones de transmisión sexual, es el preservativo.

Es tu decisión, tú eliges.

 

Puedes seguir leyendo...

Educación afectivo sexual

 

Estilos de Vida / La Dieta Mediterránea  / Educación Afectivo Sexual / Actividad Física y Deporte / Emociones y Metas