Consultas Destacadas

  • CONSULTA DE FEDEPESCA ACERCA DE LA INFORMACIÓN QUE DEBE FACILITARSE A LOS CONSUMIDORES EN LA COMERCIALIZACIÓN DE PRODUCTOS GLASEADOS VENDIDOS A GRANEL, DADA LA APLICACIÓN, A PARTIR DEL 13 DE DICIEMBRE DE 2014, DEL REGLAMENTO (UE) Nº 1169/2011, DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO, SOBRE LA INFORMACIÓN ALIMENTARIA FACILITADA AL CONSUMIDOR.

     

    1. Consulta planteada

    La consulta recibida se plantea en los siguientes términos:

    Según la Orden PRE/3360/2004, por la que se regula la información complementaria del etiquetado de los productos alimenticios congelados que se presenten sin envasar y se establece el método de análisis para la determinación de la masa de glaseado, es necesario indicar el precio por kg de peso neto, precio por kg de peso neto escurrido y porcentaje de glaseo si es igual o superior al 5%.

    Según el Reglamento (UE) nº 1169/2011, en productos congelados el peso neto es igual al peso neto escurrido.

    En las cajas recibidas en pescadería únicamente se dispondría de un peso neto correspondiente al peso neto escurrido, al no disponer de la información del peso que incluye el agua de glaseo y el % de glaseo no se podría trasladar esta información en la venta a granel.

    La cuestión es conocer si se les debe trasladar la información sobre % de glaseo y peso neto con el agua de glaseado y si se va a derogar la Orden citada teniendo que indicar únicamente el peso neto escurrido en la venta a granel.

     

    1. Conclusión

    En conclusión, en la venta de productos congelados a granel se deben seguir cumpliendo los requisitos de información previstos en el artículo 1 de la Orden/PRE/3360/2004, de 14 de octubre:

    • El etiquetado de los productos alimenticios congelados que se presenten sin envasar para la venta al consumidor final, deberá indicar:
    • El precio por kilogramo de peso neto.
    • El precio por kilogramo de peso neto escurrido.
    • El porcentaje de glaseado.
    • En los productos que tengan un porcentaje de glaseado inferior al 5 % no será necesario indicar dicho porcentaje.
    • La información anterior deberá figurar rotulada en etiquetas, carteles o tablillas colocados en el lugar de venta, sobre el producto o próximos a él.

     

     *(Para más información ponerse en contacto con el Instituto de Consumo de Extremadura. Puede hacerse desde la sección de "Contacto" en esta misma web.)

  • INFORME SOBRE LA LICITUD DE LA APLICACIÓN DE LA EXCEPCIÓN AL DERECHO DE DESISTIMIENTO EN LA PRESTACIÓN DE SERVICIOS, PREVISTA EN EL ARTÍCULO 103 a) DEL TEXTO REFUNDIDO DE LA LEY GENERAL PARA LA DEFENSA DE LOS CONSUMIDORES Y USUARIOS Y OTRAS LEYES COMPLEMENTARIAS, APROBADO POR EL REAL DECRETO LEGISLATIVO 1/2007, DE 16 DE NOVIEMBRE, EN BASE A LA EJECUCIÓN DE LA INSTALACIÓN DE LA LÍNEA NECESARIA PARA LA POSTERIOR PRESTACIÓN DEL SERVICIO.

     

    I. Consulta planteada

    La Dirección General de Comercio y Consumo de la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda de la Comunidad de Madrid, conforme al procedimiento aprobado por la 8ª Conferencia Sectorial de Consumo, plantea consulta sobre la licitud de la aplicación de la excepción al derecho de desistimiento en la prestación de servicios, prevista en el artículo 103.a) del texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2007 (en adelante TRLGDCU), de 16 de noviembre, en base a la ejecución de la instalación de la línea necesaria para la posterior prestación del servicio.

    Desde la entrada en vigor de la Ley 3/2014, de 27 de marzo, por la que se modifica el TRLGDCU, algunas empresas de servicios están invocando el nuevo artículo 103.a) del mencionado texto refundido para evitar la aplicación del derecho de desistimiento en contrataciones a distancia de servicios de telefonía, internet y televisión por cable, asimilando la instalación de la línea necesaria para la posterior prestación del servicio con la ejecución completa del servicio prevista en dicho precepto. Así, incluso están incluyendo dentro del clausulado de sus condiciones generales, cláusulas como la que sigue:

    “De acuerdo con la normativa vigente, en caso, de que antes del transcurso de los 14 días citados el servicio se encuentre activo y, por tanto, completamente ejecutado, con su consentimiento expreso, no será de aplicación el citado derecho de desistimiento”.

    De tal manera que el consumidor y usuario pierde su derecho de desistimiento y la única posibilidad que le quedará será la de resolver el contrato abonando una penalización que en algunos casos llega a más de 200 euros.

    En función de las dudas que se plantean por la Comunidad de Madrid en torno a la interpretación jurídica de las normas del TRLGDCU y del interés general del asunto, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición considera oportuno proceder a su tramitación de conformidad con el procedimiento aprobado en la 8ª Conferencia Sectorial de Consumo.

     

    II. Conclusión

    En función de las consideraciones formuladas anteriormente, cabe responder a la consulta formulada por la Comunidad de Madrid en los siguientes términos:

    En los contratos a distancia de servicios de telefonía, internet y televisión por cable se considera ilícitala aplicación de la excepción al derecho de desistimiento prevista en el artículo 103.a) del TRLGDCU, referida a la prestación de servicios, en base a la ejecución de la instalaciónde la línea necesaria para la posterior prestación del servicio, ya que no se cumple la exigencia que deriva del mencionado artículo de que el servicio haya sido completamente ejecutado, puesto que los servicios de tracto sucesivo no se ejecutan completamente en el acto de instalaciónde la línea,sino que permanecen activos durante todo el período de vigencia del contrato.

     

    *(Para más información ponerse en contacto con el Instituto de Consumo de Extremadura. Puede hacerse desde la sección de "Contacto" en esta misma web.)

  • I. Consulta planteada

    La Dirección General de Consumo de la Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, conforme al procedimiento aprobado por la 8ª Conferencia Sectorial de Consumo, plantea consulta sobre la licitud del cobro de cantidades adicionales al precio regulado de venta al público de las bombonas de butano en las estaciones de servicio, en concepto de coste de manipulación o recargo de gestión, independientemente de que dicha práctica esté anunciada, se facture separadamente, o permita el rechazo por parte del consumidor.

    En los últimos años se ha producido un incremento de la actividad de venta de bombonas de butano en las estaciones de servicio de los distribuidores y otros establecimientos comerciales. En estos casos, el GLP envasado se pone a disposición del consumidor en el propio establecimiento o gasolinera y puede ser el consumidor quien lo manipule y traslade a su domicilio a bien puede solicitar el reparto domiciliario.

    La consulta de la Comunidad de Madrid trae su causa de un informe de la Subdirección General de Consumo del Ayuntamiento de Madrid elaborado con motivo de una reclamación, en el que se afirma que “no cabe incluir dentro de los costes de comercialización la propia puesta a disposición del bien mueble al consumidor, máxime cuando dentro de los costes de comercialización se incluye el reparto domiciliario”.

     

    II. Conclusión

    Por consiguiente, desde esta perspectiva se ha de proceder a responder a la consulta planteada por la Comunidad de Madrid, en base a dos supuestos distintos:

    Butano envasado incluido en el sistema de precios regulados: el precio de la bombona de butano de 12,5 kilogramos no puede superar el precio máximo de venta regulado, previniendo la norma la gratuidad del reparto domiciliario, aunque la regulación vigente no impediría cobrar precios por debajo de ese máximo, dentro de los límites legalmente establecidos, o aplicar descuentos sobre el precio en determinados supuestos como pueda ser que el consumidor sea quien se lleva la bombona a su casaoun coste adicional por otros servicioscomplementarios a la entrega, como puede ser la introducción de la bombona en el maletero del vehículo, debiendo informar adecuadamente de ello al consumidor.

    Butano envasado con sistema de precios liberalizado: el precio de las bombonas de pesos superiores a 20 kilogramos o inferiores a 8 kilogramos, con tara inferior a 9 kilogramos, es libre y no tiene porqué incluir el reparto domiciliario, por lo que en la venta de estos formatos de envase en gasolineras o establecimientos comerciales el traslado o manipulación se pueden considerar servicios adicionales y el vendedor puede cobrar por ellos, siempre que se trate de servicios accesorios efectivamente prestados, cuyos precios puedan ser conocidos previamente de forma clara por el consumidor y sean susceptibles de aceptación o rechazo.

     

    *(Para más información ponerse en contacto con el Instituto de Consumo de Extremadura. Puede hacerse desde la sección de "Contacto" en esta misma web.)