PRECAUCIÓN EN EL USO DE MEDICAMENTOS: INTERACCIÓN ALIMENTOS - MEDICAMENTOS.

Las interacciones entre medicamentos y alimentos pueden producir efectos negativos en la seguridad y eficacia deltratamiento farmacológico y en el estado nutricional del paciente.
Estas no se detectan con tanta facilidad como las interacciones entre unos medicamentos y otros, sin embargo, su frecuencia potencial es mucho mayor, ya que los alimentos son, con gran diferencia, la sustancia que más se asocia con la administración de medicamentos.
Para evitar estas interacciones, se ha reconocido la importancia de que los profesionales sanitarios dispongan de una información suficiente sobre interacciones entre medicamentos y alimentos para facilitar que el paciente conozca cómo debe tomar los medicamentos en relación con las comidas.

La Real Academia Nacional de Farmacia ha publicado una revisión (http://www.analesranf.com/index.php/aranf/article/view/1891/1867) sobre la interacción entre los alimentos y los medicamentos (IAM).

Existen dos tipos de IAM:

  • Las que conllevan un efecto farmacológico tóxico o terapéutico, de intensidad menor o mayor de la esperada, por la presencia o el efecto de la acción de un alimento,
  • Y las originadas entre los medicamentos y alimentos.

Un alimento puede provocar un incremento de los niveles plasmáticos de un medicamento, provocando síntomas de toxicidad. También se puede producir la disminución de la respuesta terapéutica.

Factores que intervienen en las interacciones de alimentos y medicamentos

Las interacciones entre alimentos y medicamentos pueden considerarse como el resultado de las interferencias posibles entre los tres agentes presentes en cada ocasión que se aplica farmacoterapia: el medicamento, el alimento o nutriente y el paciente.

  1. Factores dependientes de los medicamentos:
  • Forma farmacéutica: Las sólidas, sobre todo las formas retard o de liberación prolongada (comprimidos, cápsulas, etc,) presentan más interacciones potenciales que las formas orales líquidas.
  • Características farmacológicas: las del margen estrecho terapéutico (Dosis Tóxica 50/Dosis Eficaz 50) o una curva dosis-respuesta de pendiente pronunciada. En este tipo se encuentran fármacos como antidiabéticos orales (ADOs), anticoagulantes orales (ACOs), digoxina, carbamazepina o teofilina. En el uso de estos fármacos pequeñas variaciones en las concentraciones plasmáticas se acompañan de grandes modificaciones en la respuesta terapéutica, pudiendo alcanzar toxicidad cuando los alimentos producen un incremento de los mismos
  1. Factores dependientes de los alimentos:
  • Composición de la dieta, en cuanto al contenido y proporción de grasas, proteínas e hidratos de carbono
  • Volumen de líquido que se ingiere
  1. Factores dependientes de los pacientes:
  • Edad y género
  • Factores genéticos del paciente
  • Estados fisiológicos (embarazo, lactancia)
  • Estados carenciales de la nutrición o patológicos que afecten a la función renal o hepática

Las IAM también pueden clasificarse por el tipo de mecanismo que define la interacción: farmacéuticas (o fisicoquímicas), farmacocinéticas y farmacodinámicas.

Interacciones de relevancia clínica entre alimentos y medicamentos

Ocurren cuando la actividad terapéutica y/o toxicidad de un fármaco se modifica de tal manera que se precise un reajuste en la posología del fármaco o bien se necesite otra intervención médica.

Las IAM también pueden clasificarse por el tipo de mecanismo que define la interacción: farmacéuticas (o fisicoquímicas), farmacodinámicas y farmacocinéticas.

  1. Interacciones adversas de tipo farmacéutico: reacciones fisicoquímicas en dispositivos, tales como en tubos de alimentación enteral o a nivel gastro-intestinal.
  2. Interacciones adversas de tipo farmacodinámico:

Aunque el número de IAM farmacodinámicas con significación clínica es menor que el de farmacocinéticas, presentan mayor gravedad.

  1. Interacciones de tipo farmacocinético:

 

Investigación de las interacciones potenciales con alimentos

Cada día se otorga más importancia a las interacciones entre fármacos, en general, y en particular a las IAM.

Desde 1998, tanto en la Unión Europea como en EE.UU se han publicado guías para investigar las interacciones de los medicamentos entre sí y con alimentos, y otros factores ambientales como el tabaco y alcohol, durante las fases previas a la comercialización, entre ellas:

Guía de interacción de medicamentos del Efficacy Working Party del Comité Europeo de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA https://www.ema.europa.eu/en/documents/scientific-guideline/guideline-investigation-drug-interactions_en.pdf

 Guía para la industria publicada por la FDA EN 2016: https://www.fda.gov/regulatory-information/search-fda-guidance-documents/clinical-pharmacology-labeling-human-prescription-drug-and-biological-products-content-and-format

 PAPEL DE LA FARMACOVIGILANCIA. NOTIFICACIÓN DE REACCIONES ADVERSAS

 Todos los profesionales sanitarios están llamados a colaborar en la detección, notificación, información y prevención de las posibles reacciones adversas a medicamentos y también aquellas que resulten de la interacción de alimentos con medicamentos.

Por tanto, si se sospecha de una IAM se recuerda a los profesionales sanitarios la necesidad de notificarlo, así como todas las sospechas de reacciones adversas en particular de fármacos de reciente comercialización.

Serán notificadas a través de https://www.notificaram.es/Pages/CCAA.aspx#no-back-button al Centro de Farmacovigilancia de Extremadura.