PLAN INTEGRAL DE DIABETES DE EXTREMADURA 2014-2018

La diabetes mellitus es un proceso crónico que actualmente tiene un gran impacto en Extremadura. Los datos aportados por la Encuesta Nacional de Salud muestran que desde 2003 a 2011, la población extremeña mayor de 15 años que declara padecer diabetes ha pasado del 5,9% al 9,38%, un incremento de 3,3 puntos porcentuales en tan sólo 8 años. En 2013, un total de 76.795 extremeños/as estaban en tratamiento farmacológico para la diabetes, a los que habría que sumar entre un 10 y 20% más que se puede estimar que está en tratamiento con medidas higiénico-dietéticas, es decir, alrededor de 88.300 personas padecen esta enfermedad en Extremadura.

Mie 22 de Mar de 2017


Además de esta alta prevalencia, hay que apuntar que los principales factores de riesgo que están contribuyendo a este alarmante incremento, como son el sedentarismo y la alimentación poco saludable, mantienen una tendencia ascendente tanto en población adulta como infantil.

 

El Plan Integral de Diabetes 2014-2018, aborda de una forma integral y desde una perspectiva multidisciplinar la prevención y control de la diabetes, en el marco de la Estrategia en Diabetes y de la Estrategia para el Abordaje de la Cronicidad del Sistema Nacional de Salud. Por ello, el Plan se ha orientado a coordinar las actuaciones sanitarias actuales y los recursos disponibles, con el fin de atender con mayor eficacia a las personas que padecen diabetes, y potenciar aquellos programas de promoción de estilos de vida saludables y autocuidado que se han mostrado eficientes. El Plan prioriza tres áreas de intervención, desarrolladas en objetivos y líneas de actuación:

  • Promoción de estilos de vida saludable
  • Atención sanitaria a las personas con diabetes
  • Instrumentos de apoyo, coordinación y seguimiento

 

Recalcar el especial interés del Plan en el refuerzo y potenciación de las estrategias preventivas poblaciones como es el fomento de la lactancia materna, la alimentación equilibrada y el ejercicio físico, y la inclusión de estrategias individuales como es el Programa de Prevención de la Diabetes tipo 2 en Personas con Alto Riesgo.

Con relación a la atención a las personas con diabetes, destacar la incorporación de las nuevas tecnologías para facilitar el seguimiento de los pacientes y potenciar su autocuidado, con medidas como la mejora en el registro y evaluación de la atención a la diabetes, sistemas de coordinación entre atención primaria y especializada, implantación de una plataforma para la atención a la población infantil con diabetes tipo 1, entre otras. Subrayar, además, que el Plan prevé la implantación de actividades para favorecer el autocuidado entre pacientes y cuidadores, definiendo un programa de educación común para toda la Comunidad; desarrollando y diseñando información de calidad para pacientes y cuidadores;  formando a profesionales en nuevas estrategias y metodologías para la capacitación de pacientes y familiares; y ampliando la colaboración con las asociaciones y sociedades para fomentar las actividades de autocuidado.

 

Recursos: