Usuarios, familias y entidades

La atención a la salud mental está sufriendo cambios que afectan profundamente a los principios que deben guiar el desarrollo de los servicios y la atención que prestan y a la forma en que se aborda la incorporación a dichos principios de la opinión y experiencia de las personas afectadas.

En Extremadura, la Salud Mental se aborda en la actualidad, según el modelo comunitario de atención a la enfermedad mental ajustando progresivamente las necesidades de las personas con enfermedad mental al conjunto de necesidades de la población en general: de recibir una educación, realizar un trabajo remunerado, establecer relaciones con los demás, ocupar el tiempo libre y de recibir asistencia sanitaria y social adecuadas.

Uno de los objetivos del Servicio Extremeño de Salud, y en particular la Subdirección de Salud Mental y Programas Asistenciales es el desarrollo integral de las distintas dimensiones de la atención a la salud mental. En este contexto, siguiendo recomendaciones de la OMS, la Comisión Europea, la estrategia del Sistema Nacional de Salud y los Planes de Salud Mental de Extremadura,  la incorporación de la voz de los usuarios y sus familias y su participación activa en su propio proceso asistencial y a la orientación de los servicios es una directriz de creciente importancia.

Sigamos avanzando en Extremadura en aspectos como la forma de entender la organización de la asistencia,  sensibilizar hacia el respeto a los derechos de personas con enfermedad mental, promover la relación de las personas afectadas, de sus familiares y cuidadores, con las organizaciones de usuarios y familiares.

Queremos que los propios usuarios/as y sus familiares, sean partícipes en la planificación, creación y gestión de servicios eficientes y eficaces.

¿Qué busca?