Traumatismo dental

Mar 29 de May de 2018

Los traumatismos dentales son muy frecuentes en la infancia, sobre todo sobre los incisivos superiores, y suelen estar provocados por caídas y por el deporte.

Complicaciones tras un traumatismo dental

Ante un golpe en los dientes es conveniente acudir al odontólogo lo antes posible, aunque no se aprecie nada que nos alarme, ya que un tratamiento precoz evita complicaciones posteriores, como:

  • Necrosis de la pulpa:
    • El diente se oscurece.
    • Puede aparecer una fístula en la encía.
  • Si el traumatismo es sobre los dientes de leche, también pueden afectar directamente sobre los dientes permanentes en formación:
    • Alterándoles el color.
    • Alterándose la formación del esmalte.
    • Presentando defectos en la forma de la corona.
    • Alterándose la dirección de salida.

¿Qué hacer ante un traumatismo dental?

Si el diente es permanente:

  • Si se encuentra en fragmento hay que guardarlo lo antes posible en suero fisiológico, leche o saliva (mantenerlo bajo la lengua de un adulto). En la mayoría de los casos el odontólogo puede adherir el fragmento al diente roto.
  • Si sale por completo de su posición en la boca:
    • Hay que volverlo a introducir en su posición inicial, si es posible.
    • Si no es posible, se debe conservar en suero, leche o saliva y acudir al dentista con urgencia.

Si el diente es temporal y sale por completo, NO se debe reimplantar de nuevo en su sitio. En este caso se debe mantener el espacio libre para que el diente permanente salga en su lugar, con mantenedores de espacio. 

Prevención

Existen los protectores bucales, que se colocan en la boca, con el fin de proteger los dientes y los tejidos blandos de los posibles accidentes que puedan producirse durante la práctica de cualquier actividad deportiva. Ayudan a amortiguar el golpe en la cara y reducen el daño causado a otras partes de la cabeza o cuello.  

¿Qué busca?