21-02-26 Carrusel Inferior Abraza tus recuerdos.jpg

Programa Abraza Tus Recuerdos

Unas 437 personas usuarias de ocho residencias públicas del SEPAD, incluida la última incorporación, la residencia “Sierra de Gata” de Gata, que este viernes ha llevado a cabo la iniciativa, han participado en el programa “Abraza tus recuerdos”.

En la cita en Gata ha estado presente el Director Gerente del SEPAD, José Vicente Granado, y la Gerente Territorial del SEPAD de Cáceres, Ana Martín, para asistir a la entrega de un obsequio personalizado a 32 residentes: un cojín con la foto de sus familiares y de sus momentos vividos, que lleva la esencia de las personas que más les quieren y que siempre han estado cerca en sus vidas.

El programa surge como fruto de la preocupación de un grupo de profesionales de las ciencias de salud y las ciencias de la educación por el impacto negativo que en los mayores ha podido generar el aislamiento para protegerles del riesgo de contagio por COVID-19, y los efectos en su estado anímico o equilibrio psicológico.

El SEPAD, en colaboración con la Facultad de Enfermería y Terapia Ocupacional de la UEX, apostó por encontrar fórmulas que ayuden a reforzar los lazos afectivos entre los mayores y sus familias o personas de referencia, para que se sientan emocionalmente seguros y acompañados.

“Abraza tus recuerdos” comenzó en noviembre de 2020 y ha contado también con la participación de las familias y los trabajadores de los centros de mayores. La iniciativa ya la han llevado a cabo 405 residentes de los centros de “San Francisco” y “Los Pinos”, de Plasencia; “Nuestra Señora de la Piedad”, de Almendralejo; “El Valle”, de Montijo; “Alonso de Mendoza”, de Don Benito; “María de los Ángeles Bujanda”, de Navalmoral de la Mata; así como la residencia de mayores de Jaraíz de la Vera. También se han sumado 32 residentes de Gata, que completa su programa con la entrega de los cojines.

Todo el personal de las residencias que se han acogido al programa ha valorado su bondad y beneficios para las personas usuarias. El hecho de cuidar los vínculos afectivos entre las personas de edad y sus familias, para que se sientan emocionalmente seguros y acompañados, ha sido el eje central de este programa promovido por el SEPAD.

La situación vivida por la pandemia ha hecho que se necesite más que nunca que las personas mayores tengan más cerca a los suyos.

EVALUACIÓN DEL PROGRAMA

Este programa ha ido acompañado de una evaluación de impacto y satisfacción dirigida a familiares y residentes, realizada por la Universidad de Extremadura, cuyos resultados han sido muy satisfactorios.

De una muestra de 61 residentes con una edad media de 85,08 años, mayoritariamente mujeres (67,2 por ciento), casi la mitad no tienen deterioro cognitivo (49,2 por ciento) y un 37,7 por ciento con deterioro moderado o grave. Al ser preguntados por su estado de salud en una escala de 0 a 10, la media se sitúa en 6,69.

Con relación al desarrollo del programa, el 98,4 por ciento de las personas residentes manifestaron alguna respuesta o comportamiento que denotaba alegría.

La evaluación sigue con una muestra compuesta por 24 familiares de entre 43 y 77 años, con 56 años media de edad. El 79,2 por ciento fueron mujeres y el 66,7 por ciento fueron hijas/os de la persona residente, y un 54,2 por ciento tienen estudios de secundaria o FP y un 25 por ciento estudios universitarios.

Los familiares han realizado una valoración de la iniciativa en una escala, de 0 a 10, de 9,46 como puntuación media, del mismo modo su grado de satisfacción con esta iniciativa ha sido muy elevado, obteniéndose una puntuación media ha sido de 9,37.

Otro resultado destacado es que ante la pregunta “Piensa que las medidas de no visitar a su familiar les protege frente al COVID-19” el 91,7 por ciento contestaron afirmativamente, frente al 8,3 por ciento que dijeron que no. La mayoría de los familiares consideraron adecuada la comunicación que se les había facilitado sobre este proyecto, el 95,8 por ciento.

Hay que destacar que los familiares realizaron comentarios positivos sobre la iniciativa, aunque también expresaron el deseo de retomar los contactos con sus familiares, que se han retomado progresivamente según se han ido inmunizando las residencias con la vacunación.

Un sencillo objeto como un cojín se ha convertido, gracias a este proyecto, en un elemento importante de apego para ellos, permitiéndoles estar más cerca de sus familias, abrazándolo a diario (18 por ciento), ocupando el lugar más privilegiado de sus habitaciones (45,9 por ciento), llevándolo junto a ellos siempre que pueden (21,3 por ciento), mirándolo a diario (11,5 por ciento).

Sin duda, y a tenor de los primeros resultados de la iniciativa, ha sido muy bien valorada y acogida tanto por familiares y residentes. La expectativa es que a lo largo de los próximos meses más centros vayan sumándose.