La visita única implantada en marzo por el SEPAD reduce el número de personas pendientes de valoración

El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha hecho balance de los resultados de valoración desde que se ha implantado la visita única en marzo de 2019, logrando en estos meses disminuir en 1.176 las personas pendientes de la valoración de la situación de dependencia, la mejor cifra desde la creación del SEPAD.

Vergeles ha hecho estas declaraciones en Mérida, durante la presentación de las gerentes territoriales del SEPAD en Cáceres y Badajoz, Ana Martín y Monserrat Rincón, respectivamente, acto al que también ha asistido el director gerente del SEPAD, José Vicente Granado.

El consejero ha explicado que las solicitudes de valoración van en aumento en la región desde la novena legislatura, situándose Extremadura como la segunda comunidad autónoma en número de solicitudes para el reconocimiento de la situación de dependencia.

Respecto a las listas de espera, Vergeles ha asegurado que los informes se basan en aquellas personas que estando valoradas aún no reciben el servicio o prestación y ha añadido que hay una lista de espera que “nosotros no podemos seguir permitiendo que se dilate en el tiempo y es la lista de espera para ser valorado”.

Según el IMSERSO, Extremadura, a 30 de junio de 2019, tiene 55.109 solicitudes registradas, un 5,14 por ciento en función de su población, por encima de la media española que es del 3,9 por ciento, no contemplándose en estas estadísticas las revisiones de grado.

Ante esta situación, ha comentado el consejero, la intención de la Junta de Extremadura es disminuir los tiempos y el número de personas que esperan para ser valoradas para la Ley de Dependencia y para ello es clave la coordinación entre los servicios de atención social básica y los equipos de valoración.

Además, se realiza una simplificación en el procedimiento de valoración atendiendo a la calidad de esta y para ello se han tomado medidas como la modificación del decreto que regula el procedimiento de valoración pasando a la visita única que atiende a la funcionalidad de la persona y su grado de dependencia.

En marzo de 2019 se introdujo otra medida de organización y gestión con un centro de llamadas (call center), con una inversión de más de 270.000 euros, que se encarga de contactar con la persona, concertar la cita y comunicarlo al equipo de valoración.

Asimismo, en agosto se ha reforzado la unidad de gestión responsable de la tramitación de los expedientes con cuatro auxiliares, a fin de conocer la situación económica de la persona antes de la visita única en la que también se establecerá el Plan Individual de Atención (PIA) que da acceso a la prestación a la persona en situación de dependencia.

Estas medidas han posibilitado que se disminuya el número de personas pendientes de valoración, llegando a atenderse a 1.176 personas desde marzo de 2019 hasta hoy,  “el incremento más importante en valoraciones a lo largo de toda la historia del SEPAD”.

Estos datos dan una lista de espera pendiente de valorar de 7.193 personas y, en este sentido, Vergeles ha asegurado que “no nos sentimos satisfechos y uno de nuestros siguientes objetivos para seguir reduciendo es la coordinación real entre los servicios de atención social básica y los servicios de atención social especializada”.

Ha anunciado que a finales de años se van a implantar protocolos entre el SES y el SEPAD que agilicen los trámites en pacientes oncológicos y con enfermedades neurodegenerativas.

Con respecto a las nuevas gerentes de área del SEPAD, Vergeles ha explicado que se encargarán de coordinar, junto con el SES, los cuidados sanitarios y sociales además de trabajar en el nuevo Marco de Atención a las Personas con Discapacidad (MADEX) que debe basarse en los conciertos sociales aprobado por la Asamblea de Extremadura.