El SEPAD organiza un Encuentro Intergeneracional entre Personas Internas y el Voluntariado de AVIMEX

En la tarde del  6 de mayo ha tenido lugar en la Ciberaula Solidaria de la Obra Social "la Caixa", ubicada en el Centro de Mayores del SEPAD Plaza Mayor de Cáceres, un encuentro intergeneracional entre personas internas del  Centro Penitenciario de Badajoz y del Centro de Integración Social (CIS) Dulce Chacón de Cáceres, con personas pertenecientes a la Asociación de Voluntarios Informáticos Mayores de Extremadura (AVIMEX).

El grupo procedente de Badajoz ha sido recibido por compañeros, mayores, técnicos de los centros penitenciarios, de los centros de mayores  y autoridades de las distintas instituciones representadas: el  Subdelegado del Gobierno de España en Cáceres, José A. García Muñoz, la Directora Gerente del SEPAD, Consolación Serrano García, representantes de la Obra Social "la Caixa", Santiago Cambero y Ángel García, el subdirector de Tratamiento del C. Penitenciario de Badajoz, el presidente de AVIMEX, Lorenzo Salguero y la Directora del Centro de Mayores Plaza Mayor, Maribel González.

El encuentro supone el cierre de una edición más de la Ciberaula Solidaria, el diálogo intergeneracional entre internos y mayores de AVIMEX y la acogida del grupo de Badajoz, que retoma la tercera etapa del Camino de Santiago en un recorrido de 125 km. que inicia en Cáceres; una experiencia que han descrito como inolvidable, para la que se han preparado físicamente, suponiendo un reto para probar su resistencia física, y lo más importante, un recorrido que les devuelve al contacto con el exterior, con la naturaleza y consigo mismos.

Tras el diálogo intergeneracional, se ha realizado una visita por la Ciudad Monumental de Cáceres, gentileza del Ayuntamiento, cuyo guía amablemente ha mostrado los monumentos más emblemáticos del centro monumental, fundada por los romanos y que conserva vestigios de las distintas culturas que la ocuparon a lo largo de los siglos.

Las instituciones representadas, los voluntarios mayores y los técnicos hacen una apuesta decidida por dar continuidad  de este programa que, desde sus primeras ediciones, ha supuesto una experiencia que ha transcendido los objetivos de alfabetización tecnológica de los  jóvenes en fase de formación, posibilitando las relaciones humanas, la ruptura de tópicos y el intercambio de vivencias y experiencias de amistad entre generaciones.